por Mauro Segui.

Pleno otoño, los días grises son perfectos para quedarse en casa el fin de semana y aprovechar de ponerse al día con las tendencias de esta temporada. Así es que revisando las colecciones masculinas de Milán, Paris y Londres, me encontré con patrones similares que permiten sintetizar las tendencias. Y aunque ya sabemos qué es lo que se viene, es bueno aprender a optimizar el guardarropa al momento de realizar nuestras próximas compras. Aquí comienza nuestra guía de tendencias.

1. El resurgimiento del estampado a cuadros (The Plaid)
Los estampados escoceses, cuadrillé o el famoso estilo Príncipe de Gales, se tomaron las pasarelas otorgándole un nuevo significado al -hasta ahora- monocromático traje de dos piezas. Los días en que todo parecía ser sencillo y poco desafiante quedaron atrás y con ello los trajes en tonos grisáceos, café o azulados. Cuanto más grande y contrastante el tipo de estampado, mayor la cantidad de miradas que robarás. La camisa y la corbata que elijas, también forman parte de este juego. Mientras que colores como el blanco, azúl o celeste, ayudarán a balancear el patrón elegido, colores vivos, o hasta incluso utilizar el contraste a través de la superposición de estampados. Todo eso te ayudará a otorgarle un mayor protagonismo.

plaid

2. Volvió el Topcoat
La era en donde ser elegante era sinónimo de contar con un buen Topcoat como parte de tu vestuario ha vuelto. Eso sí, debes conocer qué estilo elegir y saber cómo usarlo.

-El Básico Camel: El clásico abrigo color camel ha resurgido, sólo hay que prestar atención a los siguientes detalles: busca un corte que sea relativamente entallado, el largo siempre por encima de la rodilla y por último, inclina tu elección al color beige o café claro, evitando cualquiera que sea “demasiado” amarillo o mostaza. Son ideales para utilizar con un traje o saco oscuro, o bien un par de jeans azules o negros. Por favor, evita los Khakis!! Sólo existe lugar para una única prenda de color beige al momento de elegir un vestuario correcto.

-El estilo Rockero: El Chesterfield, con su cuello forrado en terciopelo, ha sido siempre apuntado como el “más formal” de los Topcoat. Sin embargo, vuelve como una prenda de batalla pudiendo ser utilizado tanto sobre un traje, o como única prenda, por encima de una camisa o polera.

-El estilo Double-Breasted o Cruzado: Definitivamente, el cierre tipo cruzado está atravesando su momento de esplendor. Al momento de adquirirlo, es importante probar su calce; idealmente que sea de corte recto o entallado y siempre tener en cuenta que debe mantener su forma y caída una vez desabotonado.

doble abotonadura

chesterfield

camel coat

Tags: , , , , , , , , ,